Confecoop

Sábado, Oct 25th

<
Confecomunica 2008 Flashconfecomunica Nº 767 - Ministerio de Educación imparte orientaciones sobre la inversión en educación formal Carta Circular del 23 de julio de 2008

Flash confecomunica 2008

Flashconfecomunica Nº 767 - Ministerio de Educación imparte orientaciones sobre la inversión en educación formal Carta Circular del 23 de julio de 2008



No. 767

30 de julio de 2008

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Ministerio de Educación imparte orientaciones sobre la inversión en educación formal

Carta Circular del 23 de julio de 2008

El Ministerio destaca en la carta circular el éxito alcanzado hasta el momento con la inversión que realizan las cooperativas y mutuales, de acuerdo con la ley, porque con ella se ha logrado beneficiar a la población estudiantil más vulnerable y se han alcanzado las metas de cobertura, acceso y permanencia, trazadas en los planes de desarrollo de las entidades territoriales en las que se hizo la inversión.

Sin embargo, para lograr un mayor impacto de las inversiones del sector solidario en educación formal, el Ministerio considera necesario redefinir algunos criterios y dar orientaciones de carácter administrativo para mejorar el proceso.

Al respecto, reitera que los excedentes de las cooperativas se destinarán a financiar cupos educativos y se aplicarán a impulsar las estrategias tendientes a garantizar la permanencia, teniendo en cuenta las políticas nacionales y territoriales.

Manifiesta la circular que la inversión debe hacerse acogiendo los criterios establecidos por el Ministerio de Educación y que beneficiarán en primer lugar a los estudiantes estatales, en segundo lugar a aquellos que mediante contratos de cobertura son atendidos en instituciones educativas privadas y, en último lugar, a estudiantes familiares y allegados de los afiliados a las cooperativas pero, que en todo caso, deben pertenecer a los niveles 1 y 2 del SISBEN.

Por otra parte, señala que las inversiones en infraestructura y dotación de aulas solamente podrán beneficiar a las instituciones educativas estatales y que los proyectos, que apoyarán la educación formal, deberán desarrollarse conjuntamente entre las entidades territoriales certificadas y las cooperativas, hasta cuando se haga la entrega del bien o culmine la prestación del servicio objeto del proyecto.

Para efectos de la expedición de certificados, El Ministerio de Educación se cerciorará de que la cooperativa hizo el desembolso de los recursos y que los estudiantes o la institución educativa recibieron el bien o servicio.

Es de destacar, que se amplían las líneas de inversión, identificándose como esenciales para el acceso y la permanencia de la población beneficiaria, las que benefician directamente al estudiante, como alimentación, transporte, costos educativos, vestuario escolar o uniformes y útiles escolares; las estrategias que benefician directamente a los establecimientos educativos, como la construcción y reparación de aulas y de unidades sanitarias, la dotación de aulas con textos escolares, la dotación de aulas con pupitres y elementos esenciales, laboratorios de física y química para los niveles de secundaria y media, dotación de canasta educativa para la implementación de modelos flexibles aplicados a educación básica y media, y la adquisición de predios para construcción de aulas, unidades sanitarias y espacios recreativos para estudiantes.

Para llevar a cabo la correspondiente inversión, se señala en la circular que la secretaría de educación de la entidad territorial certificada presentará a las cooperativas las líneas de inversión prioritarias en su entidad territorial, y que las cooperativas, individualmente o en grupo, presentarán los proyectos de inversión a la secretaría de educación, donde se aprobarán aquellos que acojan los criterios establecidos por las metas del respectivo Plan de Desarrollo y el Ministerio de Educación.

Luego de aprobados los proyectos por la Secretaría de Educación de la entidad territorial certificada, ésta enviará al Ministerio de Educación un resumen con la línea de inversión de cada proyecto, pero no el proyecto, para el respectivo visto bueno del Ministerio de Educación.

Una vez obtenido el visto bueno por parte del Ministerio, la secretaría de educación y la respectiva cooperativa o cooperativas procederán a ejecutar el proyecto conjuntamente.

Las secretarías de educación deben enviar al Ministerio de Educación la información de las cooperativas y el monto de la inversión para efectos de la certificación. El informe debe contemplar la totalidad de las cooperativas que invirtieron, no solo las de aquellas que solicitaron el certificado.

Por último, se establece el 1º de noviembre de cada año, como plazo perentorio para que las secretarías de educación presenten ante el Ministerio de Educación las solicitudes para visto bueno a las líneas de inversión.

Esta nueva carta circular, expedida por el Viceministerio de Educación Preescolar, Básica y Media, complementa su circular expedida el 22 de febrero de 2005 y las cartas circulares del 28 de junio de 2005, diciembre 23 de 2005 y noviembre de 2006.

Sin embargo, vale la pena puntualizar algunos aspectos que, derivados de esta nueva carta circular, no estaban presentes en los actos administrativos precedentes y que pueden generar inquietudes:

  1. De acuerdo con la redacción del literal b) del numeral 1, podría deducirse que los estudiantes que sean familiares y allegados de asociados a las cooperativas quedan en tercer lugar como beneficiarios de los proyectos.

    Consultado el Ministerio de Educación, ha dejado en claro que el requisito fundamental para aprobar proyectos de inversión es que beneficien a estudiantes estatales pertenecientes a los niveles 1 y 2 del SISBEN. En segundo lugar estarían proyectos dirigidos a beneficiar estudiantes estatales atendidos en una institución privada mediante contrato de cobertura que, igualmente, pertenezcan a los niveles 1 y 2 del SISBEN. En todos estos casos, están incluidos los estudiantes que sean familiares y allegados de asociados a las cooperativas.

    Lo anterior significa que si los estudiantes familiares o allegados de los asociados de las cooperativas, cumplen con la condición de ser estudiantes estatales de los niveles 1 y 2 del SISBEN, se encontrarían dentro de la primera opción. Esta aclaración es válida toda vez que en la carta circular no se hace la precisión de que la tercera opción es para estudiantes de establecimientos educativos privados.

    En este punto existe una diferencia con la carta circular del 28 de junio de 2005, toda vez que allí se mencionaban los niveles 1, 2 y 3 del SISBEN, situación que ha adoptado el Ministerio de Educación Nacional en razón a que considera que es en estos niveles donde se genera un mayor impacto social sobre la población vulnerable.

  2. A diferencia de las comunicaciones anteriores, en ésta se establece que las inversiones en infraestructura y dotación de aulas solamente podrán beneficiar a las instituciones educativas estatales.
  3. En materia de procedimientos se elimina un trámite respecto a la carta circular del 28 de junio de 2005, consistente en el estudio que hacía la Dirección de Poblaciones y Proyectos Intersectoriales de cada línea de proyecto y su respectivo pronunciamiento, toda vez que dicha área fue suprimida al interior del Ministerio de Educación.
  4. En cuanto a las líneas de inversión que benefician directamente a los establecimientos educativos, además de definirlas, se establecen condiciones específicas que pretenden encausar de una mejor forma los respectivos proyectos a fin de agilizar los trámites de aprobación.

Por considerarlo de interés para el sector anexamos el texto completo de la Carta Circular del Ministerio.

Carta Circular Mineducación - 23 de julio de 2008

 


No. 987
 
15 de enero de 2010